martes, noviembre 14, 2006

30 días para la reflexión. Día 13: La prueba: asesoramiento.

De acuerdo al estudio cuidate.info que lideró stop sida en 2004 y en el que participaron COGAM y Col·lectiu Lambda menos de una tercera parte de las personas que se hacen la prueba reciben consejo asistido antes y después de la misma. Este estudio, además de medir el impacto de la campaña “cuidate”, intenta evaluar los conocimientos sobre sexo y vih de los hombres que tienen sexo con hombres. Los resultados preliminares muestran que la proporción de los participantes que recibieron asesoramiento antes y después fue significativamente mayor entre los que acudieron a una asociación anti-sida u homosexual o un centro de ITS a realizársela que entre los que lo hicieron en su médico de atención primaria, hospitales o laboratorios privados.

La cuestión es que prácticamente fuera de Cataluña no hay organizaciones que realicen la prueba del VIH. Como mucho, algunas llegan a acuerdos con laboratorios para que miembros de la asociación, convenientemente formados, sean quienes entreguen y comenten los resultados a los usuarios. Más aún, en algunas ciudades grandes es difícil encontrar incluso un centro sanitario, especializado en ITS donde hacerse la prueba, y en otras, el número de centros es tan claramente insuficiente en proporción con la población que es frecuente que el personal se encuentre desbordado. La falta de infraestructuras debería tenerse en cuenta por parte de las autoridades sanitarias cuando hablan de promocionar la prueba del VIH. Más recursos, no sólamente sanitarios, sino psicosociales, para informar adecuadamente sobre los resultados en la misma consulta y apoyo administrativo a los grupos comunitarios de soporte emocional para ofertar a las personas que obtienen un diagnóstico positivo.

Por otro lado, también es importante que empecemos a debatir muy seriamente en las asociaciones de las formas de diversificar y acelerar la oferta de la prueba del VIH que con toda seguridad van a ir haciéndose más y más comunes en los próximos años. Ya están aquí. Ya las están ofertando laboratorios privados y asociaciones. En Madrid, hace unas semanas Madrid Positivo estaba ofertando un test rápido a los ciudadanos. Sin olvidar lo positivo que será que el acceso a la prueba sea más fácil y contemple varias posibilidades, debemos vigilar también que se mantengan unos mínimos criterios respecto a aspectos como el asesoramiento y comunicación de resultados, aspecto sobre el que hoy por hoy no parece haber consenso: hay laboratorios que entregan los resultados en un sobre cerrado, sin más, o los envían por correo electrónico a sus propietarios.
Alberto Martín-Perez
Vicepresidente y coordinador de la comisión de salud de COGAM

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No se, te recomiendan que si tienes prácticas de riesgo te hagas la prueba, pero a mi me agobia, me da miedo un resultado positivo, prefiero no saberlo. Yo tengo amigos que utilizan la prueba como un método de prevención. Los continuos resultados negativos les da una sensación de invulnerabilidad “si hago burradas, y no me infecto pues sigo”.

12:51 p. m.  
Blogger un_mes_contra_el_sida said...

lamentablemente, nos informan desde el centro sanitario Sandoval que este es un perfil muy frecuente de "seroconversor". Persona con reiterados resultados negativos de la prueba del VIH, hasta que llega un momento que el resultado cambia.
La prueba no prviene de nada. Es importante hacérsela, solo si se han tenido prácticas de riesgo, pero lo realmente esencial es protegerse.
Alberto

1:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home