jueves, noviembre 02, 2006

30 días para la reflexión.Día 2: Visibilidad, asignatura pendiente.

El año pasado, el uno de diciembre, como en otros momentos del año, apostábamos por la visibilidad. Quisimos dar la voz a los seropositivos y seropositivas en una mesa redonda. Esa apuesta se tradujo en un enfado conmigo mismo por haber supuesto que me sería fácil encontrar a una persona seropositiva o afectada por el VIH dispuesta a dar la cara a ser visible. ¡Cómo si no supiera el significado de lo que estaba pidiendo! Hay que ver qué fácil es pedir a la gente que de la cara; pedimos la visibilidad sin tener en cuenta el precio que tiene… ¡qué poco hemos aprendido los gays y las lesbianas visibles de la experiencia del armario! Y eso que hoy por hoy ser un gay o una lesbiana visible es bastante menos complicado. Pero ¿nos hemos parado a preguntarnos las organizaciones, las instituciones, los medios de comunicación, siempre interesados en ofrecer a las audiencias historias “humanas y cercanas” qué es lo que les estamos pidiendo a las personas seropositivas cuando les pedimos visibilidad? Mucho me temo que no tenemos ni idea.
Alberto Martin-Perez
Vicepresidente de COGAM y coordinador de la comision de prevención.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

pues evidentemente... a la vista del testimonio de "ana"... si teme dar incluso su apellido es por algo... debería darnos que pensar. Es evidente que la gente tiene miedo de perpetuar situaciones como la que ella cuenta...

10:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home